LA PLAZA

Recetas originales en comidas navideñas

Tres platos para disfrutar de un menú creativo y original en Nochebuena o Navidad. Vieiras, ceviche y confit de pato. ¡Qué ricos!

Sí, a nosotros también nos encanta el cordero y su paletilla jugosa y asada en Navidad. O un buen pavo relleno. ¿Y qué nos dices de una lubina a la sal o un besugo al horno? Platos muy típicos que gustan a todo el mundo, pero que llevan haciéndose toda la vida. ¿Te apetece cambiar y probar algo diferente para tu menú navideño?

 

Pues a eso vamos en este artículo, porque te ofrecemos tres platos creativos para hacer una Navidad diferente. ¿Cocinamos?

 

Vieiras con soja y limón

 

Unas deliciosas vieiras. Se preparan de forma rápida y sencilla, respetando mucho un producto tan especial como este marisco. El plato tiene un toque oriental gracias a la acidez del limón y el añadido de la soja. Un aderezo que casa a la perfección con las vieiras. Para cuatro personas necesitaremos un kilito de vieiras, un diente de ajo, una cucharada de salsa de soja, un poco de pimienta, una cucharada de zumo de limón, aceite de oliva virgen y perejil picado. El limón lo puedes cambiar por la lima y el perejil por cilantro. Lo que más te guste.

 

Pon una sartén a fuego fuertecito con un fondo de aceite. Luego dora los ajitos cortados en dos unos segundos y retíralos. Esto lo hacemos para aportar un ligero toque de sabor al plato y algo de aroma. Limpia las vieiras y elimina el coral, secándolas bien con papel absorbente de cocina. Cocínalas en la sartén del ajito un par de minutos por cada lado. Tienen que quedar consistentes y opacas. Retira las vieiras y en la misma sartén añade la soja y el zumo de limón, para que se junte con el jugo del marisco y formen una salsita muy rica. Sirve las vieiras recién hechas con la salsa caliente y espolvorea un poco de perejil y pimienta por encima.

 

Confit de pato a la naranja

 

Un plato de carne. Un sutil confit de pato a la naranja. Para esta receta necesitaremos un confit de pato por persona. Si somos dos necesitaremos también una naranja, un cuarto de cebolla, medio vasito de caldo de pollo, una cucharada de azúcar, 50 mililitros de un vino oloroso dulce, un poco de zumo de limón, sal, pimienta, laurel y aceite de oliva virgen.

 

Empieza cortando en juliana la cebolla y rehógala en una sartén a fuego fuerte con un poquito de la grasa del pato. Luego añade el zumo de la naranja y su piel –pero sin la parte blanquita– cortada a su vez en juliana. Puedes reservar algunas tiritas para decorar el plato. Deja que reduzca la salsa y que coja color y añade el caldo si ha espesado demasiado. Seguidamente coloca los confits en otra sartén con la piel hacia abajo. Cocínalos diez minutos a fuego medio, luego tres o cuatro minutos por el otro lado y listos. Desglasa lo que ha quedado en la sartén con el vino integrando los jugos y cuando evapore el alcohol agrega esta mezcla a la salsa de naranja reduciendo un par de minutos. Si está demasiado espeso añade un poco de caldo. Sirve el pato con la salsa y ya tienes tu plato preparado.

 

 

Ensalada de ceviche

 

Una ensalada de ceviche. Fresquita, original y repleta de sabor. Para cuatro personas necesitaremos unos 450 gramos de filetes de pescado. Puede ser pargo, dorada, salmón, corvina o al gusto. Eso sí, sin espinas ni piel. También una cebolla morada, que sea pequeñita, una aguacate grande, una lata de maíz dulce en grano, el jugo de tres limas, aceite de oliva virgen, sal, pimienta rosa –aunque también puede ser pimienta negra– y un poco de cilantro fresco o perejil. ¡Manos a la obra!

 

El primer paso es tener limpio todo el pescado. Sin piel ni espinas, insistimos. Puede ser una mezcla de dos o tres tipos de pescado o utilizar solo una variedad. Lo que más te guste. Una vez limpio hay que picarlo muy finito en dados pequeños –pueden ser irregulares– y lo echamos en un bol con el zumo de las limas. Es importante que se presente en un bol para que no se pierdan los jugos del propio pescado y las limas, lo que se conoce como leche de tigre. Luego pica el cilantro y la cebolla y lo añades a la mezcla con la sal y la pimienta. El pescado debe macerar así en frío unas horas o incluso un día entero. Tiene que quedar cubierto totalmente por la marinada. Justo antes de servir corta el aguacate en dados e incorpóralo al plato junto al maíz dulce en granos. Rocía con aceite de oliva y ¡a comer!

 

¿Y de postre? Bueno, de postre no nos hemos metido en faena, pero en La Plaza de DIA tienes un surtido delicioso de mantecados, polvorones, mazapanes, peladillas, turrones y mucho más. ¡A disfrutar y feliz Navidad!

 

</