LA PLAZA

Dieta segura y ¿saludable?

Apostar por los productos frescos y de temporada siempre es una buena opción para llevar una dieta sana. Porque una alimentación segura no tiene por qué ser saludable.

Cuando paseamos por el supermercado tenemos ante nuestros ojos un sinfín de productos diferentes. Envasados, preparados, frescos, de temporada, orgánicos o ecológicos, procesados. Mucha variedad, que hace que tomar decisiones en cuanto a nuestra dieta sea más sencillo. Sin embargo, los estudios demuestran que de forma habitual comemos poca cantidad y cuando lo hacemos son alimentos seguros. Pero ¿son también saludables?

 

Esa es la pregunta que vamos a desarrollar a lo largo de estas líneas. ¿Nos acompañas?

 

Alimentación segura

 

Hablar de alimentos seguros es hacerlo de alimentos que han pasado una serie de controles sanitarios. Estos controles hacen que estemos prevenidos ante posibles intoxicaciones en nuestra dieta. Gracias a ellos se asegura la inocuidad de los alimentos y su salubridad. España es un país desarrollado y, como tal, los casos de alimentación no segura son escasos. Sin embargo, no debemos confundir la seguridad de los alimentos con la comida saludable. Pongamos un ejemplo. Es perfectamente seguro zamparse varios kilos de carne procesada, pero eso dista mucho de ser saludable.

 

Alimentación saludable

 

Estamos ante uno de los momentos de la historia donde tenemos al alcance de nuestras manos los alimentos más seguros, pero debemos mirar hacia nuestra dieta y buscar mejorar la salud a través de la misma. Hay que tener en cuenta que un alimento nutritivo tampoco es necesariamente saludable. Es el caso de determinados productos procesados que están enriquecidos con vitaminas o minerales. Por más que tengan esos añadidos, no serán saludables. 

 

Tenemos un problema. Comemos poca variedad de alimentos, pero con muchas calorías y pocos nutrientes. En nuestra dieta introducimos muchos cereales, que está bien. Carne y derivados cárnicos como fuente proteica principal, que es mejorable. Y muy pocas verduras y frutas, que está rematadamente mal. De forma aproximada, menos del diez por ciento de las calorías que metemos en nuestro cuerpo en nuestra dieta de cada día provienen de frutas y verduras. Esto debe cambiar. 

 

Comida verdadera

 

Ante esta problemática, en La Plaza de DIA siempre apostamos por llevar una vida activa, con ejercicio físico diario, y una dieta variada. Una dieta variada en cuanto a alimentos, pero siempre basando el eje principal en los productos frescos y de temporada. ¿Cuántas veces lo hemos dicho? ¡De temporada, la que más agrada! Eso no significa que no podamos incluir de vez en cuando otros productos, por supuesto. Pero debemos incrementar el consumo de verduras, frutas, carnes y pescados frescos. Alimentos seguros y sanos, con pocos conservantes y aditivos.  

 

Para hacer una buena compra, lo tenemos claro. Planifica lo que necesitas, idea tu menú con antelación, apuesta por la variedad en los productos más saludables y por comida verdadera. Frescos y de temporada. Así, nos sentiremos mejor con nosotros mismos tanto por dentro como por fuera. Un pequeño cambio en los hábitos alimenticios hará que estemos más sanotes. Además, con lo rica que es la gastronomía española, ¿por qué no aprovechar todos los recursos que nos ofrece?

</